La enfermedad Mielina oligodendrocito glicoproteína (MOG): Una amenaza para tus neuronas.

La enfermedad Mielina oligodendrocito glicoproteína (MOG): Una amenaza para tus neuronas.

Fuente: https://www.massgeneral.org/neurology/treatments-and-services/about-mog-es#:~:text=Mielina%20oligodendrocito%20glicoproteína%20(MOG)%20es,protectora%20que%20rodea%20los%20nervios.

MOG afecta la mielina, sustancia que recubre las fibras del sistema nervioso central y por ende, las neuronas.

La enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína es un trastorno autoinmune en el que el sistema inmunológico ataca erróneamente la mielina, lo que lleva a la inflamación y la destrucción de esta sustancia. Es una enfermedad desmielinizante del sistema nervioso central que ha ganado interés creciente en los últimos años. 

Aunque la epidemiología de la enfermedad de MOG es un área de investigación en desarrollo, se han realizado avances significativos en la comprensión de la incidencia, prevalencia, factores de riesgo y características clínicas de esta enfermedad. 

Para empezar, es necesario comprender que la enfermedad de MOG es una condición autoinmune que afecta la mielina, la sustancia que recubre las fibras nerviosas en el sistema nervioso central. Aunque se consideraba inicialmente una variante de la esclerosis múltiple (EM), investigaciones recientes han demostrado que la enfermedad de MOG tiene características distintivas que la diferencian de la EM. 

La identificación de autoanticuerpos contra la proteína MOG ha sido fundamental para el reconocimiento de esta enfermedad como una entidad clínica separada.

Nervio sano, nervio con MOG

La proteína de la mielina oligodendrocito glicoproteína (MOG) es una proteína específica que se encuentra en la superficie de las células productoras de mielina en el sistema nervioso central. Aunque se conoce desde hace tiempo, ha ganado interés creciente en los últimos años debido a su papel en enfermedades autoinmunes del sistema nervioso, como la esclerosis múltiple y la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína (MOG-EM).

La MOG es una glicoproteína transmembranal que pertenece a la familia de las inmunoglobulinas, y que se expresa principalmente en la superficie de las células de oligodendrocitos, las cuales son responsables de producir la mielina, una sustancia aislante que recubre las fibras nerviosas en el sistema nervioso central. 

La función de la MOG en condiciones normales no está completamente esclarecida, pero se cree que desempeña un papel importante en la estabilización de la mielina y en la interacción con otras proteínas de la mielina y las células del sistema inmunológico. La MOG se expresa principalmente en la superficie de las células de oligodendrocitos, que son las responsables de producir la mielina en el sistema nervioso central. 

Su secuencia de aminoácidos muestra similitud con otras proteínas de la mielina, como la proteína básica de la mielina (MBP) y la proteína proteolípida (PLP), que también desempeñan un papel importante en la formación y mantenimiento de la mielina. La MOG se compone de un dominio extracelular, una región transmembranal y un dominio intracelular. El dominio extracelular de la MOG contiene una región de inmunoglobulina, que es crucial para su interacción con otras proteínas y células del sistema inmunológico.

Se ha postulado que la MOG participa en la interacción entre las capas de mielina y otras proteínas de la mielina, como la MBP y la PLP, contribuyendo a la estabilidad y compactación de la mielina. Además, se ha sugerido que la MOG puede estar involucrada en la señalización celular y la regulación del crecimiento y la diferenciación de las células de oligodendrocitos. Sin embargo, los mecanismos precisos mediante los cuales la MOG ejerce estas funciones no están completamente claros y siguen siendo objeto de investigación activa.

La mielina es una estructura esencial para el funcionamiento adecuado del sistema nervioso, ya que actúa como un aislante para las fibras nerviosas, que rodea los axones de las neuronas, proporcionando varios beneficios clave para la transmisión eficiente de los impulsos nerviosos. Cuando la mielina se daña o destruye, la comunicación entre las células nerviosas se ve afectada, lo que puede provocar una variedad de síntomas neurológicos.

La mielina es una sustancia grasa que recubre y aísla los axones de las neuronas en el sistema nervioso central y periférico. Esta capa de mielina actúa como un aislante eléctrico que permite una transmisión eficiente de los impulsos nerviosos a lo largo de las fibras nerviosas. La mielina es producida por las células gliales, incluyendo los oligodendrocitos en el sistema nervioso central y las células de Schwann en el sistema nervioso periférico.

Mielina MOG
Mielina del sistema nervioso

En primer lugar, la mielina aumenta la velocidad de conducción de los impulsos nerviosos a lo largo de los axones. Esta velocidad rápida es crucial para la transmisión rápida y eficiente de la información a través del sistema nervioso, lo que permite respuestas rápidas a estímulos ambientales y la coordinación precisa de las funciones corporales.

Además, la mielina ayuda a conservar la energía al reducir la cantidad de energía necesaria para la conducción de los impulsos nerviosos. Esto es posible debido a la disposición de la mielina en segmentos a lo largo del axón, conocidos como «nodos de Ranvier», donde la conducción saltatoria de los impulsos nerviosos permite una transmisión eficaz con un menor gasto de energía.

Además de su función como aislante eléctrico, la mielina también proporciona soporte estructural y metabólico para las neuronas. Ayuda a mantener la integridad y la estabilidad de los axones, y facilita la regeneración y reparación de los nervios después de lesiones.

En el contexto de la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína, se produce una respuesta autoinmune como hemos mencionado en la que el sistema inmunitario del cuerpo ataca erróneamente a la mielina y a la proteína oligodendrocito glicoproteína, lo que conduce a la desmielinización y la inflamación del sistema nervioso central. Esta desmielinización interfiere con la transmisión de señales nerviosas, lo que a su vez puede causar una amplia gama de síntomas neurológicos y no neurológicos.

Estas respuestas pueden incluir la activación de células inmunitarias, la liberación de citoquinas proinflamatorias, la formación de lesiones desmielinizantes y la alteración del equilibrio entre la neuroprotección y la neurodegeneración en el sistema nervioso.

La enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína es un trastorno autoinmune raro que se ha reconocido relativamente recientemente, y su fisiopatología específica y mecanismos subyacentes aún no se comprenden completamente. Sin embargo, se ha observado que los autoanticuerpos dirigidos contra la mielina oligodendrocito glicoproteína están implicados en la patogénesis de la enfermedad.

Síntomas

Los síntomas de la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína pueden variar ampliamente entre los pacientes, y pueden incluir síntomas motores, sensoriales y cognitivos. Algunos de los síntomas más comunes de la enfermedad incluyen debilidad muscular, problemas de visión, dificultades para caminar, entumecimiento u hormigueo en las extremidades, fatiga, problemas de equilibrio y coordinación, dolor, dificultades para tragar, problemas de habla y cambios en la función cognitiva. Estos síntomas pueden aparecer de manera repentina o desarrollarse gradualmente a lo largo del tiempo.

En términos de características clínicas, la enfermedad de MOG se presenta con una amplia gama de manifestaciones neurológicas. La variabilidad en la presentación clínica de la enfermedad de MOG plantea desafíos significativos en su diagnóstico y manejo, lo que subraya la importancia de una mayor comprensión de sus características epidemiológicas.

La debilidad muscular es uno de los síntomas más comunes de la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína. Los pacientes pueden experimentar debilidad en los brazos, las piernas o los músculos del tronco, lo que puede dificultar tareas cotidianas como levantarse de una silla, subir escaleras o levantar objetos pesados. Esta debilidad muscular puede ser intermitente o persistente, y puede variar en gravedad.

Debilidad muscular por MOG
Debilidad muscular por MOG

Los problemas de visión también son comunes en la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína. Los pacientes pueden experimentar visión borrosa, pérdida de visión en un ojo o en ambos, visión doble, dolor ocular, sensibilidad a la luz o cambios en la percepción del color. Estos problemas de visión pueden ser transitorios o persistentes, y pueden afectar la capacidad de realizar tareas visuales como leer, conducir o ver la televisión.

Las dificultades para caminar son otro síntoma frecuente de la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína. Los pacientes pueden experimentar inestabilidad al caminar, tropiezos frecuentes, dificultades para levantar los pies o arrastrar los pies al caminar. Estas dificultades para caminar pueden aumentar el riesgo de caídas y lesiones, y pueden afectar la independencia y la calidad de vida del paciente.

El entumecimiento u hormigueo en las extremidades es un síntoma sensorial común en la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína. Los pacientes pueden experimentar sensaciones de hormigueo, picazón, quemazón o entumecimiento en las manos, los pies, los brazos o las piernas. Estas sensaciones anormales pueden ser intermitentes o persistentes, y pueden afectar la sensibilidad táctil y la coordinación motora.

La fatiga es un síntoma común y debilitante en la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína. Los pacientes pueden experimentar una sensación abrumadora de cansancio que no se alivia con el descanso, lo que puede interferir con las actividades diarias y reducir la calidad de vida. La fatiga puede ser uno de los síntomas más incapacitantes de la enfermedad, y puede dificultar la capacidad de trabajar, socializar o realizar actividades físicas.

Los problemas de equilibrio y coordinación son frecuentes en la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína. Los pacientes pueden experimentar dificultades para mantener el equilibrio, movimientos torpes, falta de coordinación o temblores involuntarios. Estos problemas de equilibrio y coordinación pueden aumentar el riesgo de caídas y lesiones, y pueden afectar la movilidad y la independencia del paciente.

Fatiga MOG
Fatiga por MOG

El dolor es otro síntoma común en la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína. Los pacientes pueden experimentar dolor en los músculos, las articulaciones, la espalda, el cuello o los nervios, que puede ser agudo, punzante, sordo o quemante. El dolor puede ser intermitente o persistente, y puede afectar la calidad de vida y el bienestar emocional del paciente.

Las dificultades para tragar, también conocidas como disfagia, son un síntoma común en la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína. Los pacientes pueden experimentar dificultades para tragar líquidos o alimentos, sensación de atragantamiento, tos al tragar o sensación de obstrucción en la garganta. La disfagia puede aumentar el riesgo de aspiración pulmonar y desnutrición, y puede requerir intervenciones terapéuticas para mejorar la función de la deglución.

Los problemas de habla son otro síntoma común en la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína. Los pacientes pueden experimentar dificultades para articular palabras, vocalización arrastrada, disartria, cambios en el tono de voz o dificultades para encontrar las palabras adecuadas. Estos problemas de habla pueden afectar la comunicación y la interacción social del paciente, y pueden ser una fuente de frustración y ansiedad.

Los cambios en la función cognitiva son frecuentes en la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína. Los pacientes pueden experimentar dificultades para concentrarse, problemas de memoria, lentitud en el procesamiento de la información, dificultades para resolver problemas o cambios en la personalidad. Estos cambios cognitivos pueden afectar la capacidad de trabajar, estudiar o realizar tareas cotidianas, y pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida del paciente.

Además de estos síntomas neurológicos, los pacientes con enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína también pueden experimentar síntomas no neurológicos, como fiebre, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, pérdida de apetito, pérdida de peso, problemas de sueño, mareos, palpitaciones o dificultades para controlar la vejiga o el intestino. Estos síntomas no neurológicos pueden ser el resultado de la inflamación sistémica o de la afectación de otros sistemas del cuerpo.

La enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína puede causar una amplia gama de síntomas neurológicos y no neurológicos, que pueden variar en gravedad y duración. Los síntomas más comunes incluyen debilidad muscular, problemas de visión, dificultades para caminar, entumecimiento u hormigueo en las extremidades, fatiga, problemas de equilibrio y coordinación, dolor, dificultades para tragar, problemas de habla y cambios en la función cognitiva. 

Estos síntomas pueden afectar la movilidad, la independencia, la calidad de vida y el bienestar emocional del paciente, y pueden requerir intervenciones terapéuticas para su manejo. Si experimentas alguno de estos síntomas, es importante que consultes a un médico para recibir un diagnóstico y un tratamiento adecuado.

Epidemiología

En términos de epidemiología, la enfermedad de MOG ha sido objeto de interés creciente en la comunidad médica y científica. Aunque la enfermedad de MOG se consideraba anteriormente rara, estudios recientes han revelado una incidencia y prevalencia más significativas de lo que se pensaba inicialmente. La incidencia de la enfermedad de MOG varía en diferentes regiones geográficas, y se ha observado que afecta a individuos de todas las edades, incluidos niños y adultos. Además, se ha demostrado que la enfermedad de MOG presenta diferencias en la distribución por edad y sexo en comparación con la EM, lo que destaca su importancia como una entidad clínica distinta.

Factores de riesgo

En cuanto a los factores de riesgo asociados con la enfermedad de MOG, se ha observado que existen ciertas predisposiciones genéticas y ambientales que pueden influir en el desarrollo de la enfermedad. Estudios epidemiológicos han investigado la posible asociación entre la enfermedad de MOG y factores como la exposición a infecciones virales, la susceptibilidad genética y la influencia de factores ambientales en el desarrollo de la enfermedad. La comprensión de estos factores de riesgo es crucial para identificar grupos de población con mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad de MOG y para implementar estrategias preventivas y de manejo adecuadas.

Diagnóstico

En el ámbito del diagnóstico, el reconocimiento de la enfermedad de MOG como una entidad clínica separada ha llevado al desarrollo de criterios diagnósticos específicos que permiten diferenciarla de otras enfermedades desmielinizantes, como la EM. 

Las pruebas de laboratorio para la detección de autoanticuerpos contra la proteína MOG han demostrado ser herramientas útiles en el diagnóstico de la enfermedad. Los autoanticuerpos contra la mielina oligodendrocito glicoproteína pueden detectarse en el suero o el líquido cefalorraquídeo mediante técnicas de inmunofluorescencia o inmunoblot, lo que puede confirmar el diagnóstico en pacientes con síntomas clínicos compatibles.

Además, la resonancia magnética y de médula espinal puede mostrar lesiones desmielinizantes que son características de la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína, que pueden incluir áreas de hiperintensidad en T2, realce de contraste en T1, y lesiones periventriculares, corticales o del tronco encefálico. Y otros estudios de neuroimagen desempeñan un papel crucial en la evaluación de los pacientes con sospecha de enfermedad de MOG.  Estos hallazgos pueden ser indicativos de la enfermedad y ayudar a diferenciarla de otros trastornos neurológicos.

Tratamiento

En lo que respecta al tratamiento, la identificación de la enfermedad de MOG como una entidad clínica separada ha llevado al desarrollo de enfoques terapéuticos específicos dirigidos a su manejo. 

Aunque los tratamientos para la enfermedad de MOG comparten similitudes con los enfoques utilizados para la EM, se han reconocido diferencias significativas en la respuesta a ciertas terapias inmunomoduladoras e inmunosupresoras, para controlar la inflamación y reducir la actividad del sistema inmunitario. 

Los corticosteroides, la inmunoglobulina intravenosa, el rituximab, el tocilizumab y otros agentes inmunosupresores pueden ser utilizados en el manejo de la enfermedad, aunque la evidencia sobre la eficacia de estos tratamientos es limitada y se necesitan más estudios para establecer pautas de tratamiento específicas. 

Además, la rehabilitación física, ocupacional y del habla puede ser beneficiosa para los pacientes con síntomas neurológicos y no neurológicos de la enfermedad.

La comprensión de las características epidemiológicas de la enfermedad de MOG es esencial para el desarrollo de estrategias terapéuticas personalizadas que aborden las necesidades individuales de los pacientes.

En términos de pronóstico, se ha observado que la enfermedad de MOG presenta una evolución clínica heterogénea, con un subgrupo de pacientes que experimenta un curso monofásico, mientras que otros presentan recaídas recurrentes. 

La identificación de factores pronósticos asociados con la enfermedad de MOG, como la presencia de ciertas manifestaciones clínicas y la respuesta al tratamiento, es fundamental para predecir el curso de la enfermedad y para orientar las decisiones terapéuticas.

El reconocimiento de la enfermedad de MOG como una entidad clínica separada ha llevado a avances significativos en la comprensión de su epidemiología, lo que a su vez ha contribuido al desarrollo de estrategias diagnósticas y terapéuticas más precisas y personalizadas. 

En cuanto a las perspectivas futuras, se necesitan más investigaciones para comprender mejor la fisiopatología, la epidemiología, la presentación clínica, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína. Se requieren estudios prospectivos y ensayos clínicos para evaluar la eficacia y la seguridad de las terapias inmunomoduladoras e inmunosupresoras en esta enfermedad, así como para identificar biomarcadores que puedan predecir la respuesta al tratamiento y el pronóstico a largo plazo. 

Además, es importante aumentar la conciencia sobre la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína entre los profesionales de la salud, para facilitar un diagnóstico temprano y un manejo adecuado de los pacientes.

Se necesitan más investigaciones para mejorar la comprensión y el manejo de la enfermedad de la mielina oligodendrocito glicoproteína, y para mejorar la calidad de vida y el pronóstico de los pacientes afectados.

Si te interesa saber más acerca de este tipo de temas, visita nuestros otros artículos a través de nuestro blog en: https://eneviahealth.com/blog/

Comparte esta noticia

Otras noticias interesantes

Categorías del Blog

Uncategorized

Test

TEA

Suplementos

Sistema inmune

Recursos

Quelantes

Profesionales

Omegas

Noticias

Neuroestimulación

Microbiota

Laboratorios

Historias

Genética

Dietas

Congresos

Celiaquía

ATEC

Akkermansia

CONTACTO

Responderemos lo antes posible.

ENEVIA HEALTH como Responsable del Tratamiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar tu alta como usuario registrado. La base de legitimación es tu consentimiento manifestado en la casilla de aceptación de nuestra política de privacidad. No está prevista la comunicación de los datos, salvo cumplimiento de obligaciones legales. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Enevia Health, LLC

30 N Gould Ste N, Sheridan, WY 82801, USA

Exclusivo profesionales

Su solicitud será revisada por nuestro equipo.

Nombre de usuario*
Nombre*
Apellidos*
Email*
Título profesional (médico, nutricionista, terapeuta...)*
Nº de colegiado*
Especialidad
Nombre de la práctica clínica*
Dirección de la práctica clínica donde se envíen los kits.*
Contraseña*
Confirmar Contraseña*
ENEVIA HEALTH como Responsable del Tratamiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar tu alta como usuario registrado. La base de legitimación es tu consentimiento manifestado en la casilla de aceptación de nuestra política de privacidad. No está prevista la comunicación de los datos, salvo cumplimiento de obligaciones legales. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Exclusivo Laboratorios

Su solicitud será revisada por nuestro equipo.

Nombre del Laboratorio*
Director del laboratorio*
Director médico laboratorio*
Número de colegiado Director Médico*
Teléfono*
Dirección del Laboratorio*
Localidad*
Provincia*
País*
Email*
Nombre de usuario*
Usado para login
Contraseña*
Confirmar Contraseña*
ENEVIA HEALTH como Responsable del Tratamiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar tu alta como usuario registrado. La base de legitimación es tu consentimiento manifestado en la casilla de aceptación de nuestra política de privacidad. No está prevista la comunicación de los datos, salvo cumplimiento de obligaciones legales. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.
Grupos de whatsapp

Nuestros grupos son la plataforma ideal para aprender y compartir tus inquietudes científicas sobre los temas de neurodesarrollo

Normas de los grupos:

  1. Sé amable. No se permite la intimidación, el insulto ni enfrentamientos personales.
  2. Respetar la privacidad de todos.
  3. Utilizar información lo más científica y fiable posible, citar fuentes.
  4. Queremos cumplir con las normas de Whatsapp y evitar temas que sabemos llevan a la clausura de grupos, así que os pedimos que en estos grupos no se discutan temas relacionados con VACUNAS, MMS, CDS.

*Nuestro fin es informativo únicamente, no se pretende sustituir el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento médico.

Usuario de España

Estamos trabajando en nuestra web. Para cualquier consulta, puedes comunicarte con nuestro equipo de atención al cliente en atencionalcliente@eneviahealth.com