logo de Enevia Health

Contacto

Impacto de las toxinas ambientales en el neurodesarrollo: ¿Un alto riesgo para los niños?

Impacto de las toxinas ambientales en el neurodesarrollo: ¿Un alto riesgo para los niños?

El desarrollo de un niño tiene directa relación con su ambiente

Fuente: 

Módulo II – Rutas de exposición | Notas para la instrucción | ATSDR en Español (cdc.gov)

OPS.MINSAL_Chile-Argentina._Manual_Salud_Ambiental_Infantil.pdf (hc.edu.uy)

Los trastornos del neurodesarrollo son un grupo amplio de trastornos, motores, de la comunicación, cognitivos, psicológicos y/o sensoriales; y que se manifiestan en algún momento del desarrollo. Ejemplos de estos son el autismo, el déficit de atención, los trastornos del aprendizaje, el retardo mental, los trastornos del desarrollo del lenguaje, etc. Estos trastornos tienen graves consecuencias individuales, familiares, sanitarias y socioeconómicas.

Cuando hablamos de toxinas ambientales que afectan al neurodesarrollo nos referimos a todas las sustancias nocivas en el medio ambiente que pueden afectar negativamente el desarrollo del sistema nervioso en los humanos, particularmente en bebés y niños pequeños. Estas toxinas pueden provenir de diversas fuentes, como la contaminación del aire, la contaminación del agua, pesticidas, metales pesados y productos químicos industriales. La exposición a estas toxinas durante períodos críticos del desarrollo neurológico puede provocar una variedad de trastornos neurológicos y retrasos en el desarrollo.

Fabrica y toxinas ambientales
Fabrica y toxinas ambientales

La prevención es clave ya que son causas evitables, es decir son factores modificables que pueden crear daños en nuestro desarrollo y en el de futuras generaciones. Las toxinas ambientales son unos de los agentes etiológicos que generan un alto índice de trastornos del aprendizaje, conducta y del neurodesarrollo en los niños son claramente el resultado de complejas interacciones entre factores ambientales (físicos, químicos, biológicos, psicológicos y sociales) y genéticos durante los períodos vulnerables del neurodesarrollo.

Cuando nos referimos al cuerpo humano, debemos entender como funciona nuestro medio interno y el medio externo. El cuerpo humano posee tres barreras protectoras contra los contaminantes ambientales externos.

  • La piel, la cual protege al cuerpo de los contaminantes fuera del cuerpo.
  • El sistema gastrointestinal, el cual protege el interior del cuerpo de los contaminantes (toxinas) ingeridos.
  • Las membranas dentro de los pulmones, las cuales protegen el interior del cuerpo de los contaminantes inhalados.

Factores de riesgo de toxinas ambientales en la piel

Los factores que afectan la absorción cutánea de sustancias tóxicas comprenden:

  • El estado de la piel: El estrato córneo intacto (epidermis) es una barrera eficaz contra la absorción de algunas sustancias químicas tóxicas. No obstante, el daño físico a la barrera protectora, como un deshidratación, corte o abrasión, permite la penetración de las sustancias tóxicas a la epidermis y el ingreso a la dermis donde se introducen más fácilmente al torrente sanguíneo y se transportan a otras partes del cuerpo.
  • La constitución química de la sustancia: Las sustancias químicas inorgánicas no se absorben fácilmente a través de la piel intacta, sana (como el cadmio, el plomo, el mercurio y el cromo). Las sustancias químicas orgánicas disueltas en el agua no penetran la piel fácilmente porque la piel es impermeable al agua. Sin embargo, los solventes orgánicos, como el diluyente de pinturas o la gasolina, se absorben fácilmente a través de la epidermis.
  • El aumento de la concentración de la sustancia tóxica o el tiempo de exposición incrementa la tasa o la cantidad del material absorbido.

En las vías respiratorias

La inhalación es el medio más fácil y rápido de exposición a las sustancias tóxicas porque estas sustancias se absorben fácilmente en el sistema respiratorio. El recubrimiento del sistema respiratorio no es eficaz para evitar la absorción de sustancias tóxicas en el cuerpo. El sistema respiratorio comprende las vías aéreas superiores (fosas nasales, la laringe, la faringe) y las vías aéreas inferiores (tráquea, bronquios, bronquiolos y los alvéolos). Los siguientes factores afectan la inhalación de sustancias tóxicas:

  • La concentración de sustancias tóxicas en la atmósfera.
  • La solubilidad de la sustancia en la sangre y en los tejidos.
  • La tasa respiratoria.
  • La duración de la exposición.
  • El estado del sistema respiratorio.
  • El tamaño de la partícula tóxica.

El sistema digestivo

La ingestión de sustancias tóxicas generalmente es accidental o inadvertida. Nuestro sistema digestivo está comprendido por  la boca, el esófago, el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso. La función principal del sistema digestivo es digerir y absorber los alimentos que comemos. La absorción de sustancias tóxicas es afectada por factores físicos y químicos como la estructura del cuerpo y el tiempo que permanecen en el cuerpo los alimentos que contienen las sustancias.

Una vez que se absorbe una sustancia química, los efectos que provoca dependen de la concentración que se presenta en los órganos afectados, su forma química y física, lo que ocurre después de la absorción y cuánto tiempo permanece la sustancia en el tejido o el órgano afectado. Después de que la sustancia química es absorbida en la sangre, se distribuye a todo el cuerpo de inmediato; se traslada de un órgano o tejido a otro o se transforma en un nuevo compuesto (metabolización).

Otras vías de exposición

La vía transplacentaria y la leche materna son otras vías de exposición para los niños, por lo que afectan en una etapa crucial al niño.

Sustancias o toxinas neurotóxicas

Son todas aquellas sustancias que pueden causar cualquiera de los siguientes efectos:

  • Desórdenes de aprendizaje.
  • Retraso madurativo.
  • Trastornos del espectro autista.
  • Problemas de conducta.
  • Déficit en la atención e hiperactividad.
  • Náuseas.
  • Mareos.
  • Vértigos
  • Irritabilidad.
  • Euforia.
  • Descoordinación de movimientos.
  • Alteraciones de la memoria y del comportamiento.
  • Alteraciones de los nervios periféricos.
Síntomas de las toxinas ambientales en niños
Síntomas de las toxinas ambientales en niños

Estas sustancias interfieren directa o indirectamente en los procesos del neurodesarrollo, por ejemplo pueden acelerar, retardar y alterar los procesos de formación de mielina en el período del neurodesarrollo. En este sentido, hay que tener en cuenta que existen períodos críticos de vulnerabilidad donde la exposición puede tener impacto sobre la función cerebral de por vida.

En la actualidad, miles de productos químicos están disponibles en el mercado, más de 100 mil en la Unión Europea y más de 80 mil en Estados Unidos. De los cuales menos de la mitad fueron sometidos a pruebas de evaluación de toxicidad.

En el 80% de ellos no hay ninguna información disponible sobre los efectos que esas sustancias podrían tener sobre el desarrollo del cerebro del niño. 

Contaminación química
Contaminación con productos químicos

Cinco productos (plomo, arsénico, bifenilos policlorados) y solventes como el tolueno, tienen una neurotoxicidad conocida que afecta al desarrollo. Otros tres (manganeso, fluoruros y percloratos) son sospechosos de causar problemas en la memoria, desórdenes del comportamiento y retardos intelectuales.

Compuestos químicos contaminantes

  • Plomo

Una de las toxinas ambientales más conocidas que pueden afectar el desarrollo neurológico es el plomo. La exposición al plomo se ha relacionado con deterioros cognitivos, problemas de conducta y dificultades de aprendizaje en los niños. Puede ingresar al cuerpo a través de agua contaminada, pintura a base de plomo y emisiones industriales. Incluso niveles bajos de exposición al plomo pueden tener efectos perjudiciales en el cerebro en desarrollo, lo que tiene consecuencias a largo plazo para la función cognitiva y el comportamiento.

  • Arsénico

Es un elemento cada vez más identificado especialmente en aguas de pozo proveniente de suelos con alto contenido del mismo que es movilizado hacia las aguas subterráneas. La exposición digestiva crónica por ingesta a través del agua se asocia a una gran diversidad de efectos adversos, entre ellos el cáncer. 

  • Radón

Es un gas radiactivo que proviene de la descomposición natural del uranio. Es un elemento que se encuentra en casi todos los suelos; se introduce en la vivienda a través de los materiales de construcción o del agua contaminando el aire que respiramos

  • Etanol

Además de usarse con fines culinarios que posee efectos adversos con su ingesta, el etanol se utiliza ampliamente en muchos sectores industriales y en el sector farmacéutico, como excipiente de algunos medicamentos y cosméticos. Es un buen disolvente, y puede utilizarse como anticongelante. También es un desinfectante. Su mayor potencial bactericida se obtiene a una concentración de aproximadamente el 70%.

  • Mercurio

Otra toxina ambiental importante es el mercurio, que se encuentra comúnmente en el pescado y en los empastes dentales. La exposición prenatal al mercurio se ha asociado con deterioro de la función cognitiva, déficit de atención y retrasos en el lenguaje en los niños. 

  • Pesticidas

Son sustancias químicas sintéticas, producto y subproducto de la actividad humana. Son ubicuos y se encuentran en agua superficial y potable, en los alimentos como residuos derivados del uso de plaguicidas del suelo contaminado.

Se concentran en el tejido graso de los animales y en los productos grasos eliminados (carnes rojas, pescados y lácteos). 

Son cancerígenos, alteran el funcionamiento del sistema inmunológico, afectan el sistema reproductivo, producen trastornos en el neurodesarrollo. Atraviesan la placenta, por lo que la exposición se encuentra desde la concepción.

  • Tolueno

Se adiciona a los combustibles (como antidetonante) y como disolvente para pinturas, revestimientos, caucho, resinas, diluyente en lacas nitrocelulósicas y en adhesivos y en la fabricación de colorantes. El tolueno es el producto de partida en la síntesis del TNT (2,4,6-trinitrotolueno), un conocido explosivo.

  • Bifenilos policlorados

Además, la exposición a sustancias químicas industriales como los bifenilos policlorados (PCB), el bisfenol A (BPA) y los ftalatos se ha asociado con anomalías del desarrollo neurológico. Estos químicos se encuentran comúnmente en plásticos, envases de alimentos y productos para el hogar. 

La exposición prenatal a estas sustancias químicas se ha relacionado con deterioro de la función cognitiva, déficit de atención y problemas de conducta en los niños. Este compuesto puede entrar a nuestro cuerpo mediante el sistema respiratorio, la piel y por el sistema gastrointestinal, llegando al torrente sanguíneo y de allí a nuestro cerebro causando daños en las estructuras de nuestro cerebro y afectando las funciones neurológicas. 

Contaminación del aire

La contaminación del aire es otra toxina ambiental importante que puede afectar el desarrollo neurológico.

Toxinas ambientales
Toxinas ambientales en el aire

Las partículas, el dióxido de nitrógeno y otros contaminantes del aire se han relacionado con efectos adversos sobre la función cognitiva, el comportamiento y la estructura cerebral de los niños. Los estudios han demostrado que los niños que viven en áreas con altos niveles de contaminación del aire tienen un mayor riesgo de desarrollar trastornos del desarrollo neurológico.

Etapas cruciales para el neurodesarrollo

El cerebro en desarrollo es particularmente vulnerable a las toxinas ambientales debido a su rápido crecimiento y alta actividad metabólica. Durante períodos críticos del desarrollo neurológico, la exposición a estas toxinas puede alterar la formación de circuitos neuronales, alterar la función de los neurotransmisores e interferir con los procesos normales del desarrollo cerebral. Esto puede conducir a una amplia gama de trastornos del desarrollo neurológico, incluidas discapacidades intelectuales, dificultades de aprendizaje y problemas de conducta.

Es importante señalar que los efectos de las toxinas ambientales sobre el desarrollo neurológico no se limitan a la exposición individual. Cada vez hay más pruebas de que la exposición prenatal y en las primeras etapas de la vida a estas toxinas puede tener efectos transgeneracionales y afectar el desarrollo neurológico de las generaciones futuras. Esto destaca la necesidad de estrategias integrales para reducir las toxinas ambientales y proteger el cerebro en desarrollo de daños.

Por lo tanto es importante señalar que existe una diferencia entre los adultos y los niños, la exposición a sustancias químicas neurotóxicas desde los períodos prenatales son ventanas de vulnerabilidad en períodos críticos donde la organogénesis e histogénesis del cerebro puede afectar en que el niño sufra de alteraciones en la función cerebral de por vida o que presente una disminución de sus capacidades desde el momento de la exposición hasta su etapa adulta. 

Tipos de exposición a las toxinas

La exposición puede clasificarse en:

  • Aguda.
  • Crónica.
  • Sub-aguda.
  • Sub-crónica.

Metabolismo y excreción de toxinas

La velocidad a la que nuestro cuerpo elimina las toxinas dependerá de la salud de nuestro hígado y riñones principalmente. Cuanto más tiempo circule en el torrente sanguíneo dicha toxina mayores serán los efectos perjudiciales para nuestra salud.

La principal forma de metabolizar las toxinas es mediante el hígado, nuestro hígado se encarga de separar grandes moléculas en moléculas más sencillas para que nuestros riñones pueden excretarlas.

El hígado además se encarga de también una parte de la excreción por medio de la bilis, por ejemplo el plomo o los pesticidas al ser excretados en la bilis, caen al intestino delgado donde son eliminados por esta vía.

El riñón es el órgano más importante para eliminar toxinas y sustancias, son los dos grandes filtros más importantes de nuestro organismo. Otro de las vías que podemos mencionar en menor medida son:

  • Los pulmones.
  • La leche materna.
  • El cabello y la piel.

Importancia para la Salud pública

La Organización Mundial de la Salud mantiene una defensa en la salud infantil en relación a la contaminación ambiental donde “los niños de todo el planeta sufren de manera desproporcionada la exposición a la contaminación ambiental, lo cual tiene profundas consecuencias en la salud. Y esto sigue siendo un desafío para los países de América, sin importar su grado de desarrollo”.

Las toxinas ambientales en el desarrollo neurológico plantean un importante problema de salud pública. El impacto de estas toxinas en el cerebro en desarrollo puede tener consecuencias duraderas para la función cognitiva, el comportamiento y la salud neurológica en general. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), nos plantea una alta gravedad en la situación ya que los problemas del aprendizaje pueden estar afectando entre un 5% y 10% de los niños escolares. El número de niños en programas de educación especial clasificados con problemas del aprendizaje se incrementó en un 191% entre 1977 y 1994 en los países occidentales. Y según las cifras de UNICEF existen hasta la actualidad más de 240 millones de niños con discapacidades intelectuales a nivel mundial.

Según cifras de la OMS, cada año mueren más de tres millones de menores de cinco años por causas y afecciones relacionadas con el medio ambiente. El medio ambiente es, pues, uno de los factores que influyen de forma más decisiva en el tributo mundial de diez millones de defunciones infantiles anuales.

Otros estudios afirman que el 10% de la población infantil en EEUU presenta algún tipo de trastorno en el neurodesarrollo, con respecto a la distribución dentro de los trastornos del neurodesarrollo algunos han presentado prevalencias estables como lo son TDAH y otros prevalencias en aumento como lo es el TEA.

Los esfuerzos para reducir la exposición a toxinas ambientales, particularmente durante períodos críticos del desarrollo neurológico, son cruciales para proteger a las generaciones futuras de los efectos adversos de estas sustancias nocivas. Esto requiere esfuerzos coordinados de los formuladores de políticas, los profesionales de la salud y el público para abordar las fuentes de toxinas ambientales e implementar medidas para salvaguardar la salud del desarrollo neurológico.

La exposición a tóxicos ambientales provoca alteraciones en los procesos del neurodesarrollo y desórdenes, en consecuencia puede presentar cambios profundos y permanentes, e incapacidades perdurables de por vida con gran costo familiar, social y económico.

El desarrollo de un niño tiene directa relación con su ambiente. Su temperamento y carácter, su inteligencia y sensibilidad están fuertemente vinculados con la tierra en que nacieron y se han criado. Pero los niños enfrentan cotidianamente diferentes riesgos ambientales en los lugares donde pasan la mayor parte de su tiempo, donde viven, crecen, juegan y aprenden.

Todos los niños tienen derecho a un ambiente seguro, que permita su supervivencia, crecimiento, desarrollo, vida sana y bienestar. Por lo que los padres y médicos tenemos un gran deber para construir el bienestar de los más pequeños.

Si deseas más información sobre toxinas y cómo protegerte está atento a nuestro canal de Youtube. En los próximos días publicaremos un video completo sobre el tema que estamos seguros será de tu interés.

¡Suscríbete! https://www.youtube.com/c/eneviahealthsl

También puedes visitar nuestra web: www.eneviahealth.com para nuestros productos y servicios, ya sean sobre pruebas (tests) o consultorías médicas especializadas.

Comparte esta noticia

Otras noticias interesantes

Categorías del Blog

Uncategorized

Tests

TEA

Suplementos

Sistema inmune

Recursos

Quelantes

Profesionales

Omegas

Noticias

Neuroestimulación

Microbiota

Laboratorios

Dietas

Congresos

Celiaquía

ATEC

Akkermansia

CONTACTO

Responderemos lo antes posible.

ENEVIA HEALTH como Responsable del Tratamiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar tu alta como usuario registrado. La base de legitimación es tu consentimiento manifestado en la casilla de aceptación de nuestra política de privacidad. No está prevista la comunicación de los datos, salvo cumplimiento de obligaciones legales. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Enevia Health, LLC

30 N Gould Ste N, Sheridan, WY 82801, USA

Exclusivo profesionales

Su solicitud será revisada por nuestro equipo.

Nombre de usuario*
Nombre*
Apellidos*
Email*
Título profesional (médico, nutricionista, terapeuta...)*
Nº de colegiado*
Especialidad
Nombre de la práctica clínica*
Dirección de la práctica clínica donde se envíen los kits.*
Contraseña*
Confirmar Contraseña*
ENEVIA HEALTH como Responsable del Tratamiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar tu alta como usuario registrado. La base de legitimación es tu consentimiento manifestado en la casilla de aceptación de nuestra política de privacidad. No está prevista la comunicación de los datos, salvo cumplimiento de obligaciones legales. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Exclusivo Laboratorios

Su solicitud será revisada por nuestro equipo.

Nombre del Laboratorio*
Director del laboratorio*
Director médico laboratorio*
Número de colegiado Director Médico*
Teléfono*
Dirección del Laboratorio*
Localidad*
Provincia*
País*
Email*
Nombre de usuario*
Usado para login
Contraseña*
Confirmar Contraseña*
ENEVIA HEALTH como Responsable del Tratamiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar tu alta como usuario registrado. La base de legitimación es tu consentimiento manifestado en la casilla de aceptación de nuestra política de privacidad. No está prevista la comunicación de los datos, salvo cumplimiento de obligaciones legales. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.
Grupos de whatsapp

Nuestros grupos son la plataforma ideal para aprender y compartir tus inquietudes científicas sobre los temas de neurodesarrollo

Normas de los grupos:

  1. Sé amable. No se permite la intimidación, el insulto ni enfrentamientos personales.
  2. Respetar la privacidad de todos.
  3. Utilizar información lo más científica y fiable posible, citar fuentes.
  4. Queremos cumplir con las normas de Whatsapp y evitar temas que sabemos llevan a la clausura de grupos, así que os pedimos que en estos grupos no se discutan temas relacionados con VACUNAS, MMS, CDS.

*Nuestro fin es informativo únicamente, no se pretende sustituir el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento médico.